Sobre el producto

Antes de nada, hay una gama muy amplia de cubre radiadores en el mercado, con lo cual siempre podremos encontrar el que se adecúe al tamaño de nuestro radiador.

Nosotros presentamos este modelo ya que es una medida estándar y por tanto encaja en la mayoría de los radiadores.

Pero, ¿por qué taparlos? En primer lugar, y casi el más importante, por cuestiones estéticas, no es lo mas bello tener un radiador visible, sin mencionar, que si son fijos, en verano no tienen ninguna utilidad, y sólo acumulan polvo además de ocupar sitio.

Un cubre radiador hace exactamente eso, cubrirlo, se puede usar con el cubre radiador, además nos proporciona una superficie de uso extra y embellece la casa.

Una de las ventajas de estos modelos es que son totalmente customizables, y los puedes adaptar a tu estilo con un buen barniz, efectos en el acabado, como un envejecido, e integrarlos tanto con el mobiliario como las paredes. Veamos algunos ejemplos para daros ideas:

Pros & Contras

Pros

L

Oculta el radiador y proporciona una superficie de uso

L

Evita que te quemes apoyándote por error.

L

Aporta un detalle decorativo a la casa

Contras

L

Puede que tengas que buscar el que se ajusta a tu radiador

L

Consulta además la medida interior para evitar que no encaje en tu radiador

L

No son polivalentes, hay cubre radiadores para radiadores de pared y cubre radiadores para radiadores móviles

Características

N

Madera de pino macizo

N

No se quema por estar encima del radiador

N

Dimensiones exteriores: (ancho/fondo/alto): 96,5 x 20 x 92 cm

N

Dimensiones interiores: ancho/fondo/alto): 90 x 17 x 90 cm

N

Madera cruda

N

Integrable en estilos vintage, nórdicos o industriales