El armario que necesitas en 3 sencillos pasos

¿De qué espacio dispones para el armario?

Tanto en altura como en anchura y profundidad, determinará el modelo que puedas colocar.

¿A qué finalidad está destinado?

Guardar cosas, claro, ¿pero para dónde? No es lo mismo escoger un armario para una habitación de matrimonio, un dormitorio infantil o el baño. En el primer caso necesitaremos modelos de 130 cm de ancho y unos 240 cm de altura, para dar cabida a la ropa, chaquetas, etc.

¿Qué estilo le vas a dar?

En general es muy raro que compremos muebles para toda una estancia, salvo que nos hayamos mudado o hayamos realizado una reforma, y aún así sería raro no traerse otros muebles, como por ejemplo la cama, el cabecero o las mesitas de noche.

Bien podemos continuar con los mismos colores y diseños, o bien generar un contraste. Por ejemplo, si la cama es de colores oscuros, como grafito o wengué, un contraste con un armario blanco o blanco con líneas en esos tonos puede ser una gran combinación.

También hay que tener en cuenta que el armario es una pieza grande, y que puede empequeñecer una estancia, unos colores claros ayudan a reducir la envergadura de un gran amario: blanco, cambria, colore pastel.

Ahora que ya tienes las claves, tamaño, función y estilo, es hora de ver cómo ponerlo en práctica.

1. Habitación de matrimonio

Un armario para una pareja, de al menos 121cm x 180 de altura. Tiene que tener barra colgadora y cajonera, además de algunas lejas. Una forma de aprovechar el espacio es colgar todo, chaquetas, camisas, cinturones y pantalones.

En este caso lo mejor para optimizar el espacio es un buen pantalonero.

Cajones, obviamente la ropa interior, salvo que tengamos las mesas de noche a tal efecto, y ropa que podamos no sólo doblar, sino además enrollar, como las camisetas, pantalones cortos o jerseys. Una forma ideal de ahorrar en espacio.

¿Altillo? Siempre, un espacio espectacular para guardar la ropa de cama de forma cómoda.

2. ¿Armario grande para espacios pequeños?

Necesitamos un espacio de almacenaje, pero no tenemos demasiado espacio. Una solución, un armario de puertas correderas, que no ocupa más espacio para abrir las puertas, con lo que no entorpece el paso o choca con otros muebles.

Aprovechamos el espacio en altura y no a lo ancho (200cm x 120cm, por ejemplo), y lo dotamos de lejas, para poder reducir la profundidad (a 40cm) y así ocupar menos sitio. O bien, podemos recurrir a la solución de arriba, si podemos darle profunidad volvemos a los 52cm de profundidad, colgamos toda la ropa, utilizamos pantaloneros para colgar la ropa.

3. ¿Es que nadie piensa en los niños?

Claro que sí, guapi. Por eso los peques tienen también algo útil y funcional. Si lo que queremos es ahorrar en espacio, y además enseñar a los más pequeños a ser ordenados con sus cosas, nada mejor que un armario con una barra de colgar.

Así tendrán que colgar siempre su ropa, mucho más sencillo que tener estanterías llenas de ropa desordenada.

Podemos siempre poner una leja inferior o una cajonera para la ropa interior. Aunque lo mejor es siempre tener una mesita de noche a tal efecto, ¿verdad?

Conclusión

Ya tenemos un sistema para elegir armario, ejemplos de armarios que nos pueden ser útiles según las situaciones, y unas magníficas ideas para aprovechar el espacio y hacer que nuestras habitaciones no parezcan más pequeñas.

Y vosotros, ¿qué soluciones tenéis para optimizar el almacenaje en casa?