Las casas pequeñas hacen que la familia se relacione más. Sobre todo cuando el salón también se utiliza como dormitorio. Ese es el motivo por el que la flexibilidad y funcionalidad del salón son fundamentales. Aquí te mostramos cómo puedes diseñar un salón que se puede transformar en dormitorio, oficina y comedor. (Cuesta creerlo, ¿verdad?)

¿Más personas que dormitorios?

¿En tu casa hay más personas que dormitorios? ¿Os falta espacio para la oficina? ¿Y para el comedor? No te preocupes. Te demostraremos que en tu salón hay espacio para todo. La clave para diseñar un espacio realmente funcional que sirva como salón, dormitorio, espacio de trabajo y comedor es la fluidez. Las soluciones tienen que ser polivalentes, portátiles y fáciles de guardar.

 

El sofá cama

¿Tienes sueño? Pon un sofá cama práctico que se pueda transformar fácilmente cuando quieras dormir. Los reposapiés con almacenaje van muy bien para guardar la ropa de cama y las almohadas durante el día, y las mesitas de centro con ruedas pueden ser unas fantásticas mesillas de noche.

El espacio de almacenaje

Acondiciona el espacio de alrededor de la cama para poder estar cómodo y guardar cosas. Los módulos altos que hay a cada lado de la cama sirven como armario para la ropa y los accesorios (la de él a un lado y la de ella al otro), y los módulos de encima del cabecero son ideales para guardar artículos que utilizas con menos frecuencia (adornos navideños, disfraces, etc.). Por último, pon un estante detrás del sofá. Así podrás poner la lámpara de lectura, artículos decorativos y el despertador; y debajo puedes esconder las maletas y bolsas voluminosas.

La oficina

Para poder trabajar en condiciones, necesitamos algunos requisitos básicos. A simple vista no parece fácil tener un espacio de trabajo en un salón tan diminuto; pero nada es imposible… Elige un escritorio y armarios estrechos para poder poner documentos y el portátil. Pon lámparas de escritorio que ocupen poco espacio y evita tener muchas cosas desperdigadas por el escritorio adjudicándoles un sitio en los armarios de pared. Complementa las soluciones de almacenaje con organizadores de interior para guardar revistas y libretas y con una caja para cada miembro de la familia.