¿Cansados de las continuas subidas en el precio de la luz con motivos tan dispares como «llueve» o «no llueve»? Bueno, con eso no podemos hacer mucho, pero en esta sección intentaremos dar unos consejos para reducir la huella de carbono (y, por supuesto, reducir el consumo de electricidad).

Ajustar la potencia contratada

Normalmente se contrata más potencia de la que se necesita. Si puedes utilizar al mismo tiempo lavadora, lavavajillas, horno eléctrico (y no te hace falta tenerlos al mismo tiempo) sin que salten los plomos, puedes contratar una potencia menor y ahorrar dinero.

Para conocer tu potencia: suma la potencia (kW) de tus electrodomésticos de mayor potencia que habitualmente funcionen al mismo tiempo. Súmale 1kW de potencia, que sería el equivalente a la iluminación. Una vez hayas sumado las potencias compáralas con un escalón de potencia y elige la que más se adecúe. Verás un ahorro de entre 15-30€ al mes (oye, parece poco, pero al año 180 y 360€).

El servicio tiene un coste de 10.94 por la gestión, pero sí la compañía no lo realiza en 5 días debe pagarte 30€.

Discriminación horaria

La OCU nos recomienda escoger tarifas con discriminación horaria (entre las 22 y las 12 – 23 y las 13 en verano) si acumulamos el 30% de nuestro gasto energético en ese horario. Lo que puede suponer un ahorro de unos 80€ al año.

Apagar aparatos en stanbdy

Los aparatos que una vez apagados se quedan con el pilotito rojo, se quedan consumiendo energía. Si los desconectas mientras no los usas suponen el 10% de tu ahorro.

Ajustar gasto de la calefacción

A ver, si te gusta ir en camiseta y pantalones cortos en invierno, ahorráte leer este paso. Pero lo ideal es mantener la temperatura entre 19º y 21º, ya que cada grado que subas te supone un incremento del consumo del 7% al mes. Parece mucho.

Recuerda que para calentar de forma eficiente , los radiadores deben purgarse a inicio de la temporada de frío, además de estar limpios y sin muebles por encima, ya que dificulta que caliente, y gastas más energía.

Uso eficiente de electrodomésticos

Volvemos a cuestiones de sentido común. Por ejemplo, no dejar el frigorífico junto a fuentes calor (radiadores, hornos), ya que aumentan el consumo energético para mantener el frío.

En cuanto a las lavadoras, lo óptimo son lavados entre 40º y 60º. Finalmente, los lavavajillas, cuentan con programas ECO, en torno a 50º, que reducen su consumo.

No cuenta como electrodoméstico, pero un consejo es sustituir las bombillas halógenas por de bajo consumo, ya que las halógenas consumen 10 veces más energía.

Aislamiento

Aislar una casa es caro, ya que estamos, podríamos indicar utilizar suelos de tarima (con aislante término/acústico), ventanas de Climalit, aislamiento exterior y en el techo con lana de roca o poliespán. Si con los consejos aquí expuestos eres capaz de ahorrar unos 3000-5000 euros podrías acometer esta reforma.

Pero bueno, soluciones más asequibles, colocar burletes en las ventanas para romper un poco los puentes térmicos, cerrar persianas y cortinas de noche para aislar del frío exterior.