Buenos días innovadores!

Restaurar muebles es una forma bonita de pasar el rato, nos permite modernizar nuestros muebles y darles una nueva vida adaptándolos a nuestra época, sea porque les tenemos cariño o porque son de gran calidad, o simplemente por ahorrar dinero.

Hoy vamos a hacer un trabajo fascinante, vamos a crear un armario, utilizando como base una vieja cómoda.

Como siempre me ha gustado la carpintería (y lo cierto es que los tres motivos de arriba me tentaron) aproveché una antigua cómoda y la convertí en un armario a medida y ajustado a mis necesidades.

Como no tengo fotos del proceso completo, haremos un proyecto y os enseñaré paso a paso a crear vuestro armario.

1. Tomar las medidas del mueble que funcionará de base.

En este caso contamos con una cómoda de dos módulos de cajones, 3 por lado. Mide 1 metro de ancho, 45 de profundidad y un metro de alto, incluyendo las patas. 100x100x45.

2. Diseñar el armario

Un armario tiene una serie de necesidades que hay tener en cuenta. SI lo que queremos hacer es un armario para colgar con las perchas tradicionales, tendremos que aumentar la profundidad a 65, si lo queremos para estantes de ropa (o poner más cajones) nos sobran los 45cm.

En nuestro caso, haremos un armario con barra de colgar.

Las medidas finales a la que lo dejaremos serán: 100cm de ancho, 220cm de alto (+20cm de las patas) y 65cm de profundidad.

3. Qué piezas necesitamos.

Necesitaremos comprar:

2 tableros de 230x65 para los laterales

3 tableros de 100x65 para el techo del armario y para apoyar sobre la base de la cómoda (para poder atornillar la trasera; y un tablero para separar el colgador del altillo.

1 tablero de 113,4 (le restamos el grosor de la base que va sobre la cómoda) x 65, la costilla interior.

2 puertas de 115 x 49,8

1 puerta de 35 x 100

4 frontales de cajones de 49,8 x 27

1 frontal de cajón de 100 x 27

Todas las medidas de tablero en 16mm de grosor para darle la resistencia suficiente.

1 trasera de 100x230 (o 2 de 230 x 50, para atornillar justo en la cotilla y q no se vea la unión).

En cuanto a la selección de colores, en la maderería que compréis podéis elegir la melanina de vuestro gusto, o podéis comprar tableros de pino (ligero y económico) que poder lijar, imprimar y pintar, o lijar y barnizar vosotros mismos.

4. El montaje

¿Por dónde empezar? Montamos los laterales en el suelo y le apoyamos el techo y atornillamos los laterales al techo, dejamos 34 cm de espacio desde el techo y atornillamos el suelo del altillo.

La costilla la pondremos una vez el armario esté sobre la cómoda.

Acoplamos el armario a la cómoda, sostenemos el pie del armario justo donde acaban las patas (no a la altura del suelo) y atornillamos 2 en la base de la cómoda y dos en el borde la cómoda.

Luego colocamos la tabla sobre la cómoda y la atornillamos a los laterales.

Colocamos la costilla, atornillando al techo del armario, y le ajustamos la base para que quede a la misma distancia de cada lateral.

5. La barra de colgar

Cogemos nuestra barra de colgar de 100cm, le restamos 16mm del grosor de la costilla y 2 milimetros que perderá con cada soporte (lleva 4), así que 100 cm – 24mm (2,4cm): 97,6cm, la cortamos a la mitad. Colocamos los soportes a 2,5 cm del suelo del altillo y colocamos las barras.

6. Montaje: segunda parte

Finalmente colocamos la trasera, escuadrando las esquinas, atornillamos de un lado y del contrario hasta haber atornillado los laterales, y el techo.

Marcamos el centro de la trasera y le atornillamos a lo largo de la costilla y del suelo del altillo.

Con esto finalizamos la estructura del armario.

Nos queda en el siguiente capítulo colocar las puertas, los frontales de los cajones y los tiradores.